© arnaldo

CONFERENCIA INTERNACIONAL PARA LA RESOLUCIÓN DEL CONFLICTO

Articulo Original: Llamémosle justicia poética

Iñaki IRIONDO

La celebración el lunes de la Conferencia Internacional de Resolución del Conflicto es la confirmación de un fracaso. Se cumplieron ayer dos años de la redada ordenada por Alfredo Pérez Rubalcaba y firmada por Baltasar Garzón que trató de evitar que todo esto pudiera siquiera imaginarse. Pero cada día se demuestra que llegaron tarde. No sólo porque las bases de la ponencia que produciría el mayor cambio estratégico de la izquierda abertzale circulaban ya por internet sin que ninguna policía pudiera cerrarles el paso, sino porque para entonces personalidades internacionales involucradas en la búsqueda de soluciones a este conflicto conocían también de primera mano la voluntad del independentismo vasco.

Dos años después, Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez están todavía en la cárcel, cuando por méritos propios deberían participar en esta Conferencia Internacional encabezando la delegación de la izquierda abertzale. Pero no es difícil imaginarlos sonriendo. Otegi se lo dijo al fiscal durante el juicio: «Usted ha defendido aquí su tesis y yo la mía. Pero entre las dos hay una diferencia, en estos dos años ha pasado lo que yo digo, no lo que dice usted». A Otegi y sus compañeros los condenaron a fuertes penas. Ahora, las imágenes de mandatarios internacionales llegando en vuelos privados para asistir a la cita de Donostia, donde serán recibidos por las máximas autoridades locales y provinciales, ambas de Bildu, tienen algo de ajuste de cuentas -en el mejor sentido del término- con la historia del país, incluidas aquella redada y su posterior juicio en la Audiencia Nacional. Son una victoria también de los condenados. Llamémosle justicia poética.

This entry was published on 2011/10/18 at 11:18 am. It’s filed under Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink. Follow any comments here with the RSS feed for this post.